Precauciones adicionales que pueden tomar las personas en sillas de ruedas durante la pandemia de COVID-19 | Hollister MX

Declaración Actualizada Respecto a la Pandemia de COVID-19, Corporativo Más información

Precauciones adicionales que pueden tomar las personas en sillas de ruedas durante la pandemia de COVID-19

Guía para mantenerse descansado, inspirado y esperanzado.

 

Todos debemos cuidarnos muy bien durante la pandemia de la COVID-19. En el caso de las personas en sillas de ruedas, puede haber riesgos adicionales que requieren precauciones adicionales. Uno de los motivos de esto es que el virus de la COVID-19 puede sobrevivir sobre las superficies de la silla de ruedas o los dispositivos de tecnología asistiva (TA).

Al igual que otros virus, el virus de la COVID-19 se transmite a través de las gotículas que se expelen al toser y estornudar. Las pruebas actuales indican que el virus de la COVID-19 puede permanecer viable durante horas en las superficies de distintos tipos de materiales.

Independientemente de cuál sea la cifra precisa, la política más segura es suponer que cada superficie que toque podría estar infectada y actuar en consecuencia. Si empuja una silla de ruedas manual o usa otros tipos de tecnologías asistivas, debería considerar ciertas precauciones exclusivas.

En este artículo analizaremos la importancia de mantener las manos limpias y destacaremos varios recursos que podrían resultarles útiles.


Lávese las manos cuidadosamente y con frecuencia

No es ningún secreto que se cree que una buena higiene de manos ayuda a prevenir la transmisión de la COVID-19. En consecuencia, la costumbre de lavarse las manos es la misma para todas las personas, en cualquier parte del mundo.

La facultad de medicina Icahn School of Medicine de Mount Sinai recomienda lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos o con un desinfectante a base de alcohol, si no hubiera agua y jabón disponibles.

Si empuja la silla de ruedas por la parte de goma, lavarse las manos es incluso más importante. Cada algunos segundos, usted tocará lo que sea que las gomas hayan levantado del piso. Y el piso es un lugar donde podrían caer las gotículas, junto con cualquier otro tipo de cosa desagradable.

Es importante que no se toque la cara con las manos, ya que este es otro medio de transmisión del virus desde las superficies infectadas hacia usted. Recuerde que incluso si se lavó las manos recientemente, se las puede haber vuelto a infectar tan pronto como tocó otra superficie.

Usar o no guantes es un asunto de preferencia personal, pero recuerde que los guantes también pueden infectarse tanto por dentro como por fuera, por lo que debe lavarse las manos después de quitárselos.

Si manipula un catéter, siempre debe asegurarse de lavarse las manos antes y después de hacerlo.

Cómo mantener limpia la silla de ruedas

Si usa una silla de ruedas manual, las superficies duras que toca con mayor frecuencia serán las partes de la silla de ruedas, especialmente los neumáticos y las gomas de las ruedas. Si usa una silla de ruedas eléctrica u otra tecnología asistiva, el control manual o el panel de control son las fuentes más probables de infección y deben mantenerse limpios.

Una forma de mantener limpias las ruedas de la silla de ruedas es remojar dos telas o paños de cocina en agua tibia y jabonosa, y sostener una en cada mano a medida que mueve la silla, haciendo rotar las ruedas a través de los materiales de limpieza.

Luego, piense en qué partes de la silla toca usted u otras personas con frecuencia. Las manijas de empuje, los soportes para los brazos y los pies, y los bloqueos de las ruedas deben limpiarse con cuidado, así como las barras de agarre o cualquier superficie con la que entre en contacto mientras entra o sale de la silla de ruedas.

Tenga cuidado al usar cloro, ya que este puede reaccionar mal con los plásticos que se usan en algunas piezas de la silla de ruedas. En todos los casos, el uso de jabón es suficiente.

Si usa una silla de ruedas, la distancia social es incluso más importante

Estar sentado en una silla de ruedas lo pone en un lugar más bajo que el resto de las personas que están de pie cerca de usted. Gracias a la gravedad, esto significa que usted podría estar en mayor riesgo por las gotículas que expelen las personas al hablar, toser y estornudar. Como consecuencia, es importante que practique el aislamiento social para ayudar a garantizar una buena separación entre usted y los gérmenes.

¿Y qué pasa con los barbijos?

Un barbijo N-95 ofrece más protección, por supuesto, que una máscara de tela. Sin embargo, hay mucha demanda de insumos médicos. Vale la pena considerar los beneficios de usar cualquier tipo de cobertor facial para protegerse de las gotículas que caen. Simplemente recuerde limpiarse usted y el barbijo después de quitársela.

Si tiene cuidadores o proveedores de atención médica en el hogar

Si usa servicios de asistencia personal, puede pedirles a sus cuidadores que usen barbijo y guantes, especialmente si han estado en contacto con otra persona que muestre síntomas posibles de gripe o COVID-19, incluso si son asintomáticos.

De la misma manera, puede pedirle a todas las personas de su red de cuidado que se laven las manos o usen un desinfectante de manos antes de tocarlo a usted, cada vez que lo hagan. Si están en su hogar, asegúrese de desinfectar cualquier superficie o lugar que los cuidadores podrían tocar con las manos.

Todas las personas son diferentes

Entendemos que cada persona en una silla de ruedas es única. Existen muchísimas variables, que van desde las afecciones médicas hasta el tipo de silla de ruedas o tecnología asistiva que usa. Naturalmente, estos consejos generales pueden no aplicarse a todas las personas.

La buena noticia para la mayoría es que, si se es sensato y se toman más precauciones, se puede seguir viviendo normalmente a pesar de la pandemia de COVID-19.

No se preocupe si el lavado de manos y la limpieza de la silla de ruedas lleva tiempo y hace que la gente tenga que esperar. Su seguridad es lo más importante.

Resumen de las precauciones:
  • lávese las manos durante 20 segundos como mínimo, por arriba y por debajo
  • limpie todos los lugares de la silla de ruedas que pueda haber tocado con las manos
  • si usa guantes, asegúrese de lavarse las manos después de quitárselos
  • pídale a todas las personas de su red de cuidado que usen un barbijo y se desinfecten las manos antes de tocarlo
  • limpie el apoyacabezas o el respaldo de su silla de ruedas
  • limpie los paneles de control, los controles manuales y los apoyabrazos
  • limpie todas las áreas de la silla de ruedas que puedan tocar otras personas
  • no se toque la cara después de tocar superficies duras
  • practique el distanciamiento social siempre que sea posible