Quédese en casa. Manténgase comunicado. | Hollister MX

Declaración Actualizada Respecto a la Pandemia de COVID-19, Corporativo Más información

Quédese en casa. Manténgase comunicado.

Cómo mantener relaciones personales y conservar el espacio personal.

 

Todos juntos. Todo el tiempo.

Cuando una crisis sanitaria impide que salga de casa, estar con su pareja todo el día puede causarle estrés, además de brindarle consuelo.

Para algunos, trabajar desde casa no es nada nuevo. Sin embargo, ahora, muchas de nuestras parejas trabajan desde casa y los niños también se están educando allí. Muchos de nosotros no estamos acostumbrados a pasar todo el día en el mismo espacio con nuestra pareja, y se supone que se necesita cierto tiempo para acostumbrarse.

Guía de supervivencia para quedarse en casa:

hable
Anticipe las dificultades y chárlelas antes de que usted y su pareja comiencen a alterarse mutuamente. Es mucho más fácil trabajar en equipo cuando ambos están calmados y buscan soluciones conjuntamente.

Cree espacios
Es probable que al menos uno de ustedes necesite algo de espacio. Analicen la posibilidad de hacer actividad física al aire libre, por separado. Esto podría ser una buena noticia para su perro, a quien podrán sacar a pasear el doble de veces.

Reconozca el enojo
Si aumenta la tensión, trate de evitar reaccionar y simplemente retírese de la situación. Espere un tiempo para hablar de lo que pasó, con calma y sin críticas, más tarde.

Haga un resumen diario
Reserve un momento cada día para hablar sobre lo que está funcionando y lo que debe mejorar. Evite las acusaciones e intente tomarse las cosas con humor; sea amable y agradecido. Más que nunca, todos debemos sentirnos agradecidos por nuestra salud.

Reserve tiempo para la intimidad
Siempre que ninguno de ustedes esté enfermo y en aislamiento completo, intente hacerse tiempo para la diversión y la intimidad.

 


Estos consejos para el cuidado personal son presentados por Sue Lennon, enfermera, terapeuta, educadora y entrenadora respetada con casi tres décadas de experiencia en enfermería oncológica, que incluye urología y cuidado del estoma. Es una apasionada de la comunicación entre el personal de enfermería y el paciente, y de la comprensión de la "experiencia vivida de enfermedad" como requisito para brindar una atención realmente holística; también es oradora habitual en talleres y conferencias internacionales.