Quédate Seguro, Quédate en Casa | Hollister MX

Declaración Actualizada Respecto a la Pandemia de COVID-19, Corporativo Más información

Quédate Seguro, Quédate en Casa

Brenda Elsagher descubre el humor escondido en el “distanciamiento social”

q2-article-vIrtual-meetings

Lea la historia personal de brenda y cómo se ha enfrentado a la pandemia de COVID-19.

Me encanta estar en casa. Es mi lugar seguro… casi siempre. Estoy en la edad en la que todo en mí necesita “arreglos”. Me reemplazaron la rodilla en Noviembre de 2019 y tuve una cirugía de corazón en Enero de 2020 (todo funciona perfectamente ahora), así que he estado descansando en mi morada ya bastante tiempo. Cuando te das cuenta que has visto todas las películas en el canal Hallmark Channel, sabes que has estado en casa demasiado tiempo.

La última vez que estuve en casa por 3 meses, fue cuando tuve mi cirugía de ostomía. En ese momento, fue el polvo en las paredes de mi casa lo que me fastidió. Ahora, tengo una lista de 100 cosas que hacer en mi casa, pero mientras me recupero de mi cirugía del corazón tuve que posponerlas: todavía no he visto todos los episodios de American Pickers o Naked and Afraid.

Estaba muy emocionada por estar trabajando en Febrero, una charla hablándole a 500 mujeres de Dakota del Sur; esas son muchas manos y abrazos que dar. Luego llegó el COVID-19. Mis 8 charlas comprometidas para la primavera fueron canceladas o reagendadas, y ahora parece que pasará lo mismo con mis presentaciones de verano y otoño. Y no solamente es eso, supuestamente deberíamos de quedarnos en casa y quedarnos seguros. En casa, lo único que mi esposo jubilado encuentra “entretenido” acerca de mí, es cómo se ve mi pelo en la mañana.

Tal como muchos de ustedes, he tenido que reajustar mi forma de pensar. Recuerdo que al inicio me sentía totalmente abandonada con mi ostomía. Tenía problemas en mi piel que ocasionaban que la bolsa se cayera. Probé muchos productos para encontrar el ajuste adecuado. Estuve en el hospital 3 semanas, 6 semanas con Cuidados en Casa y finalmente llegó el gran día para poder salir de casa. Mis hijos eran jóvenes y frecuentemente íbamos de compras a Target, ese fue mi primer salida yo sola. Estuve 2 horas paseando y escogiendo cosas entre los pasillos sin pensar en mi ostomía. Eventualmente el estoma y yo nos reconciliamos, y nos unimos a los grupos de apoyo de pacientes ostomizados de las Asociaciones Unidas de Ostomizados de América (UOAA). Todos empezamos e enfrentar una “nueva forma de vivir” y ahora también lo haremos globalmente.

Aquellos de nosotros que vivimos con una ostomía sabemos que un buen sentido del humor ayuda cuando las cosas se llenan de mierda, literalmente. Mantener una sana distancia en estos días tiene un significado totalmente distinto ahora que en aquella primera ocasión que tuve mi estoma. En aquellos momentos era mi familia la que prefería distanciarse de mí.

Espero que la primer línea de defensa y los profesionales de la salud tengan suficiente alegría para enfrentar esta tragedia. Lo mismo para aquellos de nosotros que hemos perdido a un ser querido. Estos son tiempos difíciles en los que no podemos reconfortarnos cara a cara, hagámoslo de una manera distinta. Los grupos de amigos están teniendo “horas felices” virtualmente. Algunas parejas escogen a un sobrino o sobrina con quien cenar vía Facetime.

También me he adaptado a “no trabajar” tanto. Leo libros, coloreo, tengo buenas charlas con amigos y familia, y disfruto viendo crecer a mis nietos con videos en vivo. Solo para que lo sepan, he cocinado unos brownies deliciosos y resulta que el chocolate Hershey’s de 2009 todavía estaba bueno.

Soy voluntaria como asesora para el Primer Nivel de la Academia del Humor en AATH.org. Debido a que nuestro congreso fue cancelado, tendremos esta actividad virtualmente. Esto será un reto, aprenderé y me beneficiaré de ello, tal como lo hice la primera vez que tuve mi estoma. Fue una cirugía que me salvó la vida, estos días nos estamos quedando en casa y nos estamos quedando seguros para que podamos salvar la vida de otras personas.

Así que sigan buscando el humor alrededor de ustedes, ahí esta. Yo me uno a los deseos de todos: Quédate en casa, quédate seguro, quédate sonriendo.


Brenda Elsagher vive con una ostomía desde hace 25 años. Es conferencista internacional, autora y comediante, usted puede saber más acerca de Brenda en livignandlaughing.com y también en Facebook @BrendaElsagher.

Declaración de Intereses: Brenda Elsagher recibió una compensación pro su contribución en esta sección por parte de Hollister Incorporated.